La 'Unión futbolística cordobesa' registra nueva marca

La mascota del Córdoba C.F., Koki, ha tenido un bebé blanquiverde

La mascota del Córdoba C.F., Koki, ha tenido un bebé blanquiverde

Buena nueva. Se podría decir que Koki, la mascota del Córdoba C.F., y su esposa Kokita, han tenido un hijo, Bebé Blanquiverde. La ‘Unión futbolística cordobesa’, entidad que gestiona el club, ha registrado recientemente esa marca en la ‘Oficina española de patentes y marcas’, dentro de la sección dedicada a aparatos, dispositivos y artículos de puericultura. Es la que pueden ver en la imagen principal. De esta forma se amplía la familia, que pese a estar unida desde hace años no se decidía a tener descendencia. La forma de la nueva marca registrada se basa en la mascota principal del Córdoba acompañada de su nombre y el escudo del Córdoba.

El el año 2008, y gracias a un concurso al que se presentaron más de un centenar de propuestas, salió elegido el diseño de la que iba a ser desde ese momento mascota oficial del Córdoba C.F. Se llamaba, y se llama, Koki. El nombre derivaba del hecho de que se trata de un cocodrilo, o más bien un caimán, en homenaje al de la Fuensanta, aunque con la particularidad de que sus colores son blanquiverdes. En tiempos de enorme importancia del mechandising, resultaba vital que el club contase con esta figura de cara a las ventas en sus tiendas oficiales.

Su autor es Juan Ranchal. En declaraciones a Datta Capital recuerda aquel momento como una sorpresa, pues no suponía que fuese elegido. Dedicado al diseño gráfico pensó en una mascota enfocada al público infantil. Realizó, como rememora, varios diseños, pero con una cosa clara: «quería que fuera simple, simple, simple». Además aportó dos rasgos distintivos. El primero que a diferencia de otras mascotas no lleva camiseta, sencillamente es blanco y verde. El segund0 unos ojos muy llamativos, como de hipnotizado, para que los más pequeños se quedasen precisamente absortos. Al principio recuerda sin embargo que la mascota contó con el rechazo de cierto sector , como suele suceder tantas veces en Córdoba. Y como igualmente continúan esas veces…terminó aceptándose. Se convirtió así en seguida en una figura querida por la afición.

Como premio, pues así lo  reflejaban las bases, consiguió unos abonos y regalos de patrocinadores. Además el logro hizo que después trabajase en el departamento de márketing del Córdoba un tiempo. Hoy vuelve a decir con cariño y sentido del humor que tiene dos hijos. El mayor es Koki y el segundo tiene un año menos. Ranchal, por cierto, ya no ha participado en el diseño de Bebé Blanquiverde.

LA AGITADÍSIMA VIDA DE KOKI

La mascota se presentó oficialmente en un partido Córdoba-Rayo, el 13 de diciembre de 2008. Por una parte se comercializaron en su momento dos tamaños de muñeco en las tiendas, algo que fue un éxito esas mismas Navidades. Todavía hoy se venden los peluches grande y el mediano, además de un mini-balón con su figura. Por supuesto en seguida saltó al terreno de juego para animar los partidos, y se hizo popular y familiar en toda la ciudad. Dentro del traje se encontraba Fran Carmona, que ejerció de mascota hasta diciembre del 2017. Tomó su relevo Rafael Rodríguez.

Koki no es una mascota cualquiera, sino la única que en las ligas españolas ha sido multada por invadir el terreno de juego. Sucedió en un Córdoba-Las Palmas del 6 de junio de 2009. El equipo, entrenado entonces por Luna Eslava, se jugaba la permanencia en Segunda A. El resultado final fue de 4 a 1 a nuestro favor, pero la mascota no pudo reprimir la emoción por el primer gol y salió a celebrarlo al centro del campo con los jugadores, echándose encima de todos ellos. La sanción fue de 600 euros.

Pero existe otro asunto judicial que de alguna forma le compete. En 2018 la sala de lo militar del Tribunal Supremo, sancionaba a un guardia civil de forma disciplinaria por haber comparado los conocimientos en seguridad del entonces subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, con los de la mascota Koki. Como ven pocas mascotas del fútbol español tienen una vida tan ajetreada.

Su vida personal también ha evolucionado. Empezó como soltero pero conoció a Kokita en el terreno de juego, mascota femenina que ha aparecido muy ocasionalmente ante la afición y con la que ahora tiene este particular churumbel. ¿Llegarán a familia numerosa en estos tiempos tan complicados?