‘La cazuela de la Espartería’ pone en marcha su empresa de cáterin

'La cazuela de la Espartería' pone en marcha su empresa de cáterin

La conocida taberna ‘La cazuela de la Espartería‘ ha puesto en marcha su servicio de cáterin, llamado ‘La azotea de la Espartería’. Como ha explicado a Datta Capital el propietario de ‘La cazuela’, Pepe Salamanca, la idea de adentrarse en el mundo del cáterin procede de la organización de eventos que ya organizaba ocasionalmente la taberna a demanda de algunos de sus clientes.

Estos eventos eran de pequeño formato, y ‘La azotea de la Espartería’ pretende quedarse justo ahí pero ofreciendo un servicio más especializado. Así que este cáterin se dirigirá sobre todo a reuniones familiares o empresariales con una cantidad justa de comensales, sin dar el salto -al menos todavía- a las grandes bodas u otras actividades multitudinarias. Asimismo, como ha explicado Salamanca, el estilo de la nueva empresa se enfocará fundamentalmente a la comida tipo cóctel, aunque se mantengan algunos grandes éxitos de la casa, como pueden ser sin ir más lejos las croquetas.

Pepe Salamanca, de La Cazuela, en la última edición de Córdoba Califato Gourmet

¿Por qué el nombre ‘La azotea de la Espartería’? Pepe Salamanca tiene un pequeño sueño desde hace tiempo: poder adecentar la azotea de la taberna para convertirla en un espacio singular, algo que requiere de notable esfuerzo. Adelantándose al momento en que la idea pueda materializarse, la azotea ya está, nunca mejor dicho, en boca de todos.

EL AUGE DEL CÁTERIN

Debido a la crisis sanitaria, numerosas empresas hosteleras han dado en los últimos tiempos el paso para formar sus servicios de cáterin. El ejemplo más claro fue el de ‘Casa Pepe de la Judería’, que en el mismo confinamiento organizó ‘Pepe en tu casa’, poco después convertido en servicio diferenciado y empresa aparte (aunque vinculada, claro está, al grupo ‘Cabezas Carmona’). De esa comida a domicilio surgió a finales de la pasada primavera la idea del cáterin ‘La convitería’, cuya cocina de producción se encuentra en ‘Hacienda Santa María’, antiguamente ‘El mirador de el Caballo rojo‘.

Al mismo tiempo daba sus primero pasos ‘Con k de kátering’, el proyecto de Kisko García, responsable de ‘Choco restaurant’, que se asoció a la empresa organizadora de bodas ‘Ellegantia’. El objetivo de García era democratizar de algún modo la cocina de autor, pero manteniendo la excelencia que da fama a su negocio.

Kisko García quiso democratizar la alta cocina con su cáterin

A finales del verano pasado se unía a los anteriores ‘Re-comiendo’, con el peculiar e inconfundible sello de Periko Ortega. Lleva a este sector la puesta en escena y platos imaginativos e historiados del restaurante del barrio de ‘El naranjo’.

Todos ellos se suman a esta nueva tendencia propiciada en gran medida por el coronavirus, pero que ya tuvo antecesores en otros momentos y por otras razones. Por ejemplo ‘La ermita de la Candelaria’ puso en marcha su cáterin en el 2017, en pleno auge turístico post crisis económica. Mucho antes, en 1995, ‘Bodegas Campos’ empezaba con su cáterin. Fue el primer gran restaurante de la ciudad que lo hizo. Pero el gran pionero esta en la provincia y es ‘Las Camachas’, en Montilla. Comenzaron nada más y nada menos que en 1987 de forma oficial, aunque ya lo venían desarrollando oficiosamente desde un tiempo antes.