Una startup de los hermanos Ángel y Pedro José Rivero

Artisting Network, combatiendo la precariedad en el mundo de los artistas

Artisting Network, combatiendo la precariedad en el mundo de los artistas

Con bolos y actuaciones por toda España, el saxofonista Ángel Rivero ha conocido en sus carnes los mejor de ser un músico desde hace más de 15 años, pero también los sinsabores a los que se ven sometidos los artistas, sobre todo en el plano burocrático. De esa manera una actuación estupenda ante el público se veía empañada antes o después por la pesadilla del papeleo. «Las asesorías no me prestaban los servicios que yo necesitaba y al final todo eran problemas». Así que se decidió a crear la startup Artisting Network como director de operaciones junto a su hermano Pedro José, que es el CEO de la empresa.

El hecho de que las asesorías y gestorías ordinarias abarquen a multitud de profesionales de todos los sectores «no les permite especializarse en un segmento», indica Rivero. «¿Cuál es nuestra diferenciación? Que nosotros conocemos muy bien el sector artístico y sólo trabajamos con artistas». En este caso, Artisting trabaja con cualquier artista que necesite hacer conciertos, actuaciones o espectáculos públicos. Para ellos cuenta con su servicio de facturación. La particularidad es que pueden facturar sin ser autónomos. «Mediante un proceso de representación y de contratación legal que nosotros realizamos, gestionamos todos los trámites para que puedan trabajar sin ser autónomos». Por otra parte para todo aquel artista que se tenga que convertir en autónomo para realizar su labor por cuenta propia tienen también su servicio de asesoría.

La parte novedosa, de representación legal se basa en formalizar el contrato de trabajo, el de representación artística, el contrato con el cliente y todos los trámites con la seguridad social, incluyendo los seguros de responsabilidad civil y riesgos laborales «para que todo se haga en un entorno seguro y protegido», detalla Rivero. Aunque abiertos a todo tipo de artistas, actualmente, y quizá por la propia trayectoria de su director de operaciones, el 90% de los artistas que recurren a Artisting son músicos, cantantes, bailarines o dj’s. Otro 5% se corresponde con artes plásticas y el resto con una variedad de áreas: gamers, influencers, fotografía, videógrafos y actores.

A través de las redes sociales y el resto de canales de la empresa, también se promociona a los artistas representados. «Llevamos una año funcionando y nuestro primer paso es combatir la precariedad en la profesión, para lo que nos hemos centrado en el servicio de gestión laboral, fiscal, contable y legal para los artistas».

Los artistas pueden realizar el proceso mediante el simulado de la página web de Artisting o en su app. Rellenando los datos solicitados paso a paso termina generándose la relación laboral y cobran la nómina en 24 horas, lo que supone un éxito de automatización. En cualquier caso el cliente puede solicitar asesoría personal a los responsables de la empresa para solventar dudas.