La empresa ha ganado multitud de premios

Paythunder: la imaginación enfocada a la inteligencia artificial

Paythunder: la imaginación enfocada a la inteligencia artificial

Se suele decir que algunas de las mejores ideas que surgen en España nacen en un bar, en torno a unas copas, y al grito de «no hay cojones». El bar como generador de tormentas de ideas regadas por unas cervezas es lo que dio lugar a la startup cordobesa Paythunder. Y los que gritaron la frase que tantos proyectos genera por la valentía que suscita sus socios fundadores, Francisco J. Gómez y Juan José Rider.

Gómez, quien desgrana la historia para Datta Capital, ya tenía la empresa Qualica RD, dedicada a sistemas de identificación automática y ganadora de los premios Emprendedor XXI en el año 2013, un reconocimiento procedente de La Caixa, con el apoyo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa). Rider le enseñó una demo de comunicación por ultrasonidos por teléfonos móviles y le comentó la idea de poner en marcha una plataforma de pagos. Contaba con amplia experiencia y ya había estado en la primera plataforma de e-commerce que se puso en marcha en España en el año 2000. Ambos se animaron y hoy cuentan con otros dos socios, Abdul Ghafoor y Alejandro Gómez.

Francisco J. Gómez, Juan José Rider, Abdul Ghafoor y Alejandro Gómez, los socios de Paythunder

Desde el principio la empresa se centró en pagos e inteligencia artificial, de hecho es responsable de algunos hologramas que se han empleado en eventos de la ciudad, como la Shopping Night. Estos hologramas se utilizan para vender, a modo de comercial, y también gestionan los pagos, por ejemplo. A estos efectos cuentan también con robots hechos con módulos de inteligencia artificial. Y todo ello es tecnología propia de Paythunder.

La empresa se basa en el trabajo por proyectos. Entre ellos destacan recientemente, y así han desarrollado el bono turístico canario, «que ha facturado más de 20 millones de euros en tres meses», como recuerda Gómez, el bono para la rehabilitación de la isla de La Palma. «Tenemos chatbots en los cercanías de Barcelona, tenemos hologramas interactivos que hablan muchos idiomas en sitios como el aeropuerto de Jerez o tenemos clientes para los que desarrollamos sistemas de recarga del bonobús», precisa el CEO de Paythunder. En ese sentido tiene una reclamación, y es que la empresa se ocupa de la recarga en los autobuses cordobeses de AUCORSA, pero se sienten cada vez más arrinconados por la promoción por parte del Ayuntamiento de una empresa madrileña. «Es algo que no se explica nadie, que veas publicidad de otra plataforma de Madrid que aún no tiene usuarios y a nosotros no nos quieran promocionar cuando la nuestra ya tiene 50.000 usuarios».

Además de hologramas, sistemas de pago o chatbots, Paythunder tiene multitud de productos: desde un probador de ropa interactivo que ofrece información sobre más prendas para mejorar la compra, a controles de acceso mediante NFC, evitando el más inestable bluetooth. A ellos se une sistemas de gestión de comercio, de publicidad por pantallas, plataformas de encuestas o de consultoría ejecutiva para mediante determinados análisis poder gestionar subvenciones para empresas.

Paythunder fue en el 2014 la primera empresa andaluza en la historia seleccionada para el Silicon Valley Immersion Program, ganó en el 2020 el premio Generacción de Deloitte como mejor modelo de negocio de España, también en 2020 fue ganadora del reto de innovación puesto en marcha entre los emprendedores del Programa Minerva para desarrollar soluciones con tecnología 5G. El año pasado, AMETIC, la patronal de la  industria tecnológica digital en España les otorgó el premio a la mejor plataforma de comercio de habla hispana.