En la Plaza Cardenal Toledo

‘Clínica dental Prieto’, odontología en la era digital

'Clínica dental Prieto', odontología en la era digital

Hace años era común la imagen de un niño con una aparatoso aparato, valga la redundancia, en los dientes. Ese aparato, además conocido directamente así, como aparato, se llevaba a veces durante muchos años. Ese niño igualmente estaba rodeado por adultos muchas veces con la dentadura poco cuidada o sencillamente desordenada. Era el primero de la familia en contar con los primeros tratamientos de ortodoncia. De aquella fotografía familiar pasamos hoy a la digitalización en las clínicas dentales, deudoras de aquellos pasos iniciales pero inmersas en todas las posibilidades actuales que la cambiante tecnología ofrece. Y ahí se encuentra la ‘Clínica dental Prieto’, heredera de los conocimientos tradicionales, pero con una oferta propia de la tercera década del siglo XXI.

Su director y propietario, Francisco Prieto Rodríguez, es especialista en ortodoncia, ortopedia y rehabilitación neurooclusal. Trabaja además con otros doctores que realizan tanto endodoncias como cirugías. Estudió la carrera y la especialización en Madrid. Al principio la clínica estaba centrada en ortodoncia pero finalmente se extendió a las otras disciplinas comentadas.

¿Qué le atrajo a Prieto de la ortodoncia? Por una parte su amplitud, pues no se limita a ese tópico de mover dientes, sino también a la ortopedia. «La ortopedia lo que hace es corregir el crecimiento que tienen los niños, prácticamente cambiamos la cara de los pacientes tanto a nivel óseo como a nivel dental, incluso muchas veces más que una cirugía, pues se corrigen desde hábitos a malformaciones», señala el responsable de la clínica, que además pone algunos ejemplos prácticos, como los perjuicios generados por chuparse un dedo o una mala interposición de la lengua, cuestiones que a largo plazo pueden hacer que la mandíbula crezca mal. «Todo lo que se consigue con este tipo de tratamientos es muy visible, además de que solucionan todo tipo de problemas funcionales».

La ortodoncia es básica en la infancia

Desde hace lustros además el asunto de la ortodoncia dejó de ser cosa de niños o jóvenes, para pasar a constituir una posibilidad a cualquier edad. «Pese a todo recomiendo que se vaya al dentista desde chiquititos, puesto que hay problemas óseos que o eres pequeño o no se pueden arreglar, o bien de adultos no se puede llegar a una excelencia adecuada». Junto al factor de la edad, también desde hace un tiempo la ortodoncia es un campo en constante innovación tecnológica, hasta el punto de que el profesional ha de acogerse a una verdadera formación continua. «Todavía se siguen poniendo los brackets de toda la vida, que incluso recomiendo para cierto tipo de tratamientos, pero el cambio ha sido gigantesco con lo digital». Y si por una parte se siguen poniendo los brackets, por otra ‘Clínica dental Prieto’ ofrece hasta las opciones más modernas e invisibles. «Ahora además el propio paciente, antes de iniciar el tratamiento, puede ya ver el resultado con una predicción cada vez más alta».

Prieto realiza además odontología general (limpiezas, caries, reconstrucciones de composite, curetajes etc) y dentro del campo estético fundas, carillas o blanqueamientos. Además trata problemas como el bruxismo. Al margen, como indicamos al principio, otro compañero se dedica exclusivamente a endodoncias. Un tercero tiene como cometido todo aquello relacionado con la cirugía (de implantes, de huesos etc).

Situada en la plaza Cardenal Toledo en la parte baja de una casa familiar, la clínica cuenta además con un precioso y llamativo jardín, parte de él se puede ver en la última foto del reportaje.

 

 

 

Aquí está la 'Clínica dental Prieto'