AlcuzaApp o como facilitar el trabajo de la empresa rural mediante la tecnología

AlcuzaApp o como facilitar el trabajo de la empresa rural mediante la tecnología

Hijo de agricultores y socio de una almazara cooperativa, Antonio Moreno se dio cuenta de que  disponer de los datos de campaña de una explotación resulta fundamental para su adecuado control. Los sistemas de comunicación convencionales, y los llamados  “portales  de socios” carecían a su modo de ver de la necesaria eficacia. Ese fue el germen de AlcuzaApp, destinada a mejorar el acceso a los datos de campaña del agricultor y potenciar su relación con la almazara. Y así, el equipo promotor de esta startup cordobesa estuvo compuesto desde el principio por el propio Moreno como CEO, además de Antonio J. Galisteo, (CIO) y David Galisteo (CTO). Todos ellos partían de una formación en ingeniería informática con másters en ciberseguridad.

El prototipo de la aplicación AlcuzApp se desarrolló, como explica Moreno, en colaboración con la cooperativa Germán Baena, «que junto a otras como Zuheroliva, y la almazara Luque Ecológico, siempre nos han apoyado en el crecimiento y mejora del servicio».  AlcuzApp al principio  trabajaba exclusivamente con el sector del aceite de oliva pero ha ido evolucionando hasta ofrecer la actual versión de AlcuzApp . «Tiene la capacidad de trabajar con varios cultivos de forma simultánea, como almazaras cooperativas, entamadoras  y bodegas de vino», detalla el CEO de la empresa, «y supuesto no nos olvidamos de las almazaras industriales y otras empresas de transformación agraria, adaptando el servicio a sus necesidades particulares». Curiosamente, y como ha sucedido en otros sectores, la crisis sanitaria por el covid, forzó en cierto modo el cambio en los modos de trabajo de un sector tan tradicional como el agrario, lo que abrió el camino a la digitalización de manos de empresas como ésta.

SERVICIOS DE ALCUZAPP

AlcuzApp, provee  a la industria de transformación agraria, como las almazaras, cooperativas e industriales, entre otras, de un sistema de comunicación efectivo entre la industria y sus agricultores. A las almazaras cooperativas les permite digitalizar los procesos como la reclamación de tiques. El agricultor firma las solicitudes desde la propia app, permitiéndole seguir y controlar su resultado  a lo largo de toda la campaña ofreciéndole datos analíticos sobre cuánto ha ganado o perdido en estos procesos. Además estos datos de campaña se facilitan en tiempo real, a diferencia de los sistemas tradicionales existentes. Y así el agricultor se puede descargar en el móvil bien sus tiques en PDF, bien la propia actividad de la campaña.

La app permite igualmente al agricultor gestionar las campañas propias y de terceros, previamente autorizados, con apenas un par de toques en su teléfono, sin necesidad de utilizar diferentes credenciales de acceso. «Esta característica es especialmente útil para proveedores de almazaras industriales que gestionan las entregas a nombre de varias sociedades, comunidades o a título personal», detalla Moreno. Eso favorece un control preciso y acceso a todos los datos de forma centralizada desde un teléfono, pudiendo incorporar esta información a sus propios sistemas de gestión de forma eficiente. 

La app permite gestionar las campañas propias y de terceros

La nueva versión de AlcuzApp posibilita al agricultor acceder a estadísticas de sus campañas desde estimaciones de producción globales y por fincas hasta estimaciones económicas de su cosecha en tiempo real. Todo ello en función de las calidades del producto entregado, el acuerdo con el molino, y partiendo de datos públicos de observatorios de precios, facilitando los cálculos a los proveedores de almazaras industriales. Dentro de la aplicación, los agricultores pueden disponer de sus facturas desde el momento en el que son emitidas, pudiendo descargarlas con facilidad, «algo bastante práctico, sobre todo en el caso de las facturas de gasóleo B», apunta el CEO.

Para las empresas, AlcuzApp hace uso de un portal web que proporciona el servicio. No es necesario instalar ningún software en el equipo del cliente y es independiente del sistema de planificación de recursos (ERP) que utilice la empresa. Dispone de un complemento que facilita a las empresas la carga autónoma de información en el sistema y que se encarga de comunicar a cada agricultor sus datos. El agricultor sólo necesita instalar la aplicación AlcuzApp en su teléfono móvil e introducir una única vez las credenciales proporcionadas por la almazara, o la empresa agraria con la que trabaje, siempre que ésta haya contratado previamente el servicio.