‘BNI’, el networking de referencias en Córdoba

'BNI', el networking de referencias en Córdoba

BNI tiene más de 270.000 miembros en más de 9.500 grupos en 74 países

Año 1984. El empresario y consultor estadounidense Iván Misner pierde a un gran cliente. Para sostener su negocio idea un plan junto a varios colaboradores, que consistió en sentar a sus proveedores y clientes, plantearles el hecho de que iba a tener dificultades con los pagos y solicitar que le diesen referencias acerca de nuevos clientes, a la vez que se prestaba a lo mismo hacia ellos. Así nacía el embrión de lo que años después se conocería como The Network y con su crecimiento pasaría a Business Network International  o BNI, organización con más de 270.000 miembros en más de 9.500 grupos en 74 países.

BNI se basa precisamente en ese networking de referencias, es decir «un modo de relación empresarial donde una persona es capaz de llegar a un cliente referenciado por otro», explica el director ejecutivo de BNI en Córdoba, Madrid este, oriental y Guadalajara, Enrique Saint-Gerons Herrera, quien recalca un aspecto fundamental de la entidad: «en BNI están totalmente prohibidas las comisiones, todo se hace de manera altruista, puesto que si yo favorezco tu negocio, me lo devolverás de la misma forma, lo que crea unas relaciones personales muy potentes». BNI destaca por su estructura sólida y estricta a la hora de coordinar dichas referencias.

Enrique Saint-Gerons

Esta organización recala en Córdoba en el 2012, un momento verdaderamente complicado puesto que fue uno de los peores años de la crisis económica que empezó en el 2008. «El lanzamiento del primer grupo fue el 20 de noviembre de 2013, cuando se congregaron a las 6.45 de la mañana en el que era en aquel momento el hotel AC Palacio». Así nació el grupo BNI profesionales, que factura aproximadamente en conjunto 11 millones de euros al año. «La fortaleza de BNI no está en que tú consumas productos del grupo y que el grupo consuma tus productos, sino en que el grupo pone a tu disposición su agenda de contactos, por lo que si necesitas algo entras ya por una puerta caliente».

En Córdoba existen actualmente 11 grupos y 411 miembros. Los grupos evitan la competencia directa, por lo que solamente puede haber un representante de una determinada actividad. La entrada conlleva un proceso que realizan los propios miembros del grupo donde se exige honradez, capacidad de referenciar y compromiso de asistencia, puesto que cada grupo se reúne todas, absolutamente todas, las semanas del año. Al principio fueron muy populares esas reuniones por su carácter madrugador, pues se fijaba esa hora de las 6:45, para no entorpecer la jornada laboral. Ya hay grupos en los que sus miembros no pueden acudir a esa hora y los horarios son más diversos, como a la hora de comer o por la tarde.

¿En qué consisten esas reuniones? «Tienen un orden del día perfectamente estructurado que es el mismo en los 70 países en los que está presente BNI», detalla Saint-Geron. Y así cada semana del año, todos los miembros del grupo realizan una presentación de un minuto sobre cuáles son sus deseos semanales y peticiones al grupo; en otra parte también todos los miembros del grupo rinden cuentas sobre cuál ha sido su trabajo por el resto y disertan sobre cuánto negocio han generado gracias a las referencias de esos miembros; hay una tercera parte de formación; una cuarta en la que una empresa del grupo, de forma rotatoria hace una exposición sobre sus ventajas competitivas; finalmente concluye con una parte de conversaciones entre los miembros.

Las reuniones siguen un orden del día perfectamente estructurado

Al margen de estas reuniones perfectamente estructuradas hay maneras de relación entre los diversos grupos, menos formales y no pormenorizadas, en las que buscan posibles sinergias. En ese aspecto ocasionalmente hay relaciones intergrupales. A su vez hay dos jornadas formativas cada año a las que asisten todos los grupos (las jornadas de equipo de liderazgo), y una gala benéfica anual. A eso hay que sumar que a través de una herramienta Online los miembros tienen acceso a todos los grupos del mundo. «Tenemos por ejemplo empresas que reciben trabajo de otras que vienen a Córdoba relacionadas con la red y han buscado previamente en el directorio de miembros a quién encargarle un determinado trabajo local, en el sentido contrario, cuando alguien se dedica a la exportación es muy cómo entrar en la red y buscar un contacto en otro país».

Hay tres compromisos fundamentales: aportación, asistencia y formación. Si alguno no se cumple el miembro puede ser expulsado de BNI. Para formar parte, una determinada empresa puede solicitar asistir a una reunión a través de la web o de algún contacto que sea miembro. A partir de ahí, si la actividad está disponible (no entra en competencia con otro miembro del grupo), es el grupo quien puede entrevistar al empresario para que entre. Los miembros pagan una cuota anual de 995 euros.

 

 

 

Aquí está BNI